lunes, 3 de enero de 2011

Hace tres días  —en una suerte de eco de la ciudad— más de mil pájaros cayeron en las calles. Metáfora de la marea, de las olas humeantes que soñamos todos los días.